Sonrisas

Curiosidades sobre la mujer y la odontología y su relación a lo largo de los siglos

¿Sabías que al menos un 56,8% de los dentistas colegiados en España son mujeres? Así lo reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística. Hasta 2011 era el género masculino quien sostenía el “liderazgo” en este gráfico, pero en 2012 la tendencia cambió radicalmente.

El número de mujeres dentistas experimenta un crecimiento exponencial. En tan solo una década, se ha pasado de 11122 dentistas colegiadas a 22052 en 2018. A principios de los años 80, el número ni siquiera llegaba a las cuatro cifras.

Curiosidades sobre la mujer y la odontología y su relación a lo largo de los siglos

Hoy queremos hacer un repaso de la trayectoria profesional de las principales mujeres dentistas a lo largo de los siglos, así como dar a conocer los nombres de las primeras mujeres que ejercieron como dentistas (tituladas o no) en nuestro país.

¿Cómo ha sido la vida de las mujeres dentistas a lo largo de la historia?

Aunque la odontología es una profesión con más de tres mil años de historia, el primer título universitario de Odontólogo en España no fue expedido hasta 1901. Quince años después, solo existían 3 mujeres acreditadas como odontólogas en todo el país, pero la relación de las mujeres con la odontología se inició mucho tiempo atrás.

Antigua Grecia

En la Antigua Grecia, el acto de curar era llevado a cabo principalmente por mujeres que la población creía “bendecidas” por la Diosa Atenea Médica. Traspasaban sus conocimientos medicinales a sus hijas y estas a las suyas, creando generaciones de “sacerdotisas” y sanadoras.

Edad Media

Posteriormente, en la Edad Media, a las curanderas se las comenzó a tratar de brujas y muchas eran condenadas a morir en la hoguera. A pesar del oscurantismo de esta época, en ella encontramos a una de las primeras mujeres vinculadas a la odontología; la polifacética Hildegard von Bingen, quien escribió importantes textos sobre remedios naturales que ayudaban a solucionar problemas dentales.

Siglo XV

La relación de las mujeres con la odontología continuó evolucionando en un segundo plano. En Francia, algunas mujeres trabajaban como ayudantes de los “barberos” (que ejercían como una especie de cirujanos orales) y heredaban su oficio cuando estos morían, hasta que Carlos VIII promulgó un decreto prohibiéndoles expresamente desempeñar el oficio.

Siglo XVIII

En 1755 una nueva ley en Francia vetó el acceso de las mujeres a los estudios oficiales de odontología. A pesar de las prohibiciones, fueron muchas las mujeres, tanto en Francia como en el resto de Europa, que durante este tiempo continuaron abriendo su propio camino como “odontólogas” y sanadoras al margen de la ley.

Madame Rezé, Mademoiselle Hervieux, Marie Madeleine Calais, Mademoiselle Gerauldy, Miss Raymon, María Briwalski, Manuela Aniorte y Paredes, Madame Ana de París, Madame Héléne Purkis, Fran Huber, Lilian Murray-Lindsay (la primera mujer titulada en Gran Bretaña) o Ida Frenderheim (la primera en hacerlo en Alemania), entre tantas otras, son los nombres de algunas de las muchas mujeres que nos inspiran, porque lucharon contra las complicaciones de su época para poder ejercer nuestra bonita profesión y allanaron el camino para las futuras dentistas.

Las primeras mujeres dentistas que se conocen en España

María Rajoo

Considerada la primera mujer dentista en España (sin titulación). Era hija del médico Don Juan Rajoo y estuvo casada con dos dentistas. Ejerció la profesión de 1800 a 1830. Anunciaba sus servicios en el Diario de Avisos de Madrid: “... sigue desempeñando sus funciones (...) construyendo piezas artificiales y limpiando la dentadura sin drogas y específicos que destruyen el esmalte.”

Manuela Aniorte y Paredes de Sales

También viuda de un dentista, Francisco de Sales, heredó su negocio al morir y ejerció en solitario durante el resto de su vida, gracias a una autorización expedida por la Universidad de Valencia. Pionera también por atreverse a publicar y firmar con su nombre la obra científica El arte del dentista, una traducción del libro francés “L’art du dentiste”.

Doña Polonia Sanz Ferrer

Fue la primera mujer en España que obtuvo el título académico de Dentista en 1849, si bien, tenía ciertas restricciones y la obligación de llamar a un cirujano cuando fuera necesario realizar una operación quirúrgica. En varias ocasiones se publicaron boletines tratando de desprestigiarla hasta el punto de que, en una ocasión, tuvo que poner un litigio por injurias al diario “La España” (litigio que, a pesar de todo, consiguió ganar).

Clara V. Rosas

Fue la primera odontóloga titulada en España. Obtuvo su título en 1908, 25 años después de que el Rey Alfonso XII autorizara a las mujeres para ejercer la profesión de cirujano-dentista, “en las mismas condiciones que los hombres”, es decir, sin necesidad de llamar a un cirujano para llevar a cabo determinados tratamientos.